viernes, 20 de junio de 2014

Balbál («confundir»)

En plena supervivencia de nuestras particulares tormentas
cada uno puso su palabra
apuntando al cielo.

Con ladrillos porque no había piedra, 
 y betún en lugar de argamasa
las frases se agrietaban,
 tus manos se endurecían...
Ya no entendía lo que escribías
Caí confusa en el barro
y tanteando busqué el mar...
sintiendo de nuevo la dolorosa lluvia roja,
el diluvio universal

7 comentarios:

  1. Muy enigmático texto, he allí su atractivo.

    Besos dulces para tu fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Besos Dulces para el tuyo también, Dulce. Y para todos un deseo: que vuestras palabras lleguen hasta el cielo.
    Besos,

    ResponderEliminar
  3. Que no se agrieten las frases ni se vuelvan negras las palabras este fin de semana.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Isso é para enlouquecer qualquer um rsrsrsr
    Beijos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se enloquece cuando la realidad no se entiende, o peor, cuando se inventa...
      Besos,

      Eliminar
  5. Una auténtica torre de Babel, así imposible hacer nada.

    Muy buena, Pat.

    Besos.

    ResponderEliminar